Mi lista de blogs

domingo, 22 de abril de 2012

la chispa de la vida

Son como las seis de la mañana, el furgón va lleno a tope y todas van situadas en sus lugares, sin moverse, sin hablar, tan solo de vez en cuando algún bote, algún irse hacia adelante y luego hacía atrás, pero no dicen nada, no protestan, el camino es largo y ella de pronto se preocupa ¿donde van? ¿qué está pasando? ¿porqué visten todas igual?¿porqué tanto silencio?...

Mira a su alrededor, todo lo que es posible alcanzar desde su posición, todas están quietas, silenciosas, tristes....
Cuando las pusieron en sus sitios, todas estaban más animadas, se miraban entre ellas y se lanzaban sonrisas de complicidad, se erguian presumidas al ver sus uniformes nuevos, rojos, brillantes, a ella aquello le había hecho sentirse orgullosa, y percibió en el ambiente que el orgullo era común... y a la vez ese temblor emocionado que notaba en casi todas: por fin se acercaba el momento, el momento cumbre de sus vidas (recién estrenadas) el momento para el que habían sido creadas.

El camino es largo, demasiado, y empieza a impacientarse, cree percibir en las demás sensaciones similares, piensa que todas se deben preguntar las mismas cosas: ¿qué pasará si hay un accidente? se herirán, se romperán, se arrugarán, se derramaran sus vidas y se perderá el motivo para el que fueron creadas, su vida, de pronto, carecerá de sentido, su existencia, habrá sido en vano.
No quiere seguir pensando en esas cosas, si pudiera girarse y mirar... ver como están todas las del lado opuesto, si tienen el mismo aspecto entre asustado e impaciente que sabe que ella muestra, pero no puede moverse y su visión siempre es la misma.

Después  a ella y a otras de su grupo las llevan a un lugar muy oscuro, no sabe cuanto tiempo pasa allí, acaba sumida en un sopor que le quiebra los pensamientos, casi ya no recuerda el motivo de su existencia.

Por fin un cambio, a ella y a unas pocas elegidas las sitúan en un lugar algo elevado, todas en la misma posición, hay luz, hay gente, algo le dice que pronto.... unos ojos enormes y curiosos la están mirando, un dedo la señala y una mano muy grande se le acerca y la agarra con fuerza, casi se ha asustado, luego ha viajado un rato, con más cosas, cosas extrañas para ella, otro viaje en coche y varias horas pasando un frió insoportable que le hace temblar, los mismos ojos la miran ansiosos, una mano la aprieta, ella siente como algo se agita en su interior... ha llegado el momento...
Clac... siente la espuma salir con fuerza, las burbujas atropelladas se agolpan en la salida, cae en un pozo oscuro y cálido, siente que su vida se va deslizando por un abismo, aún alcanza a ver como su cuerpo rojo es estrujado con fuerza, mientras, va perdiendo la noción y no alcanza a ver que todo ha terminado, su vida se ha diluido en una sonrisa de placer.
¿Y esto era la chispa de la vida?



No hay comentarios:

Publicar un comentario