Mi lista de blogs

viernes, 29 de julio de 2016

árboles grises

Podría decir que el fin está cercano

y es casi seguro:

no mentiría,

hoy, árboles grises

volvieron  a agitar sus ramas junto al fuego,

como en un leve gesto de adiós,

y cayeron sobre mi, sobre nosotros,

los espejos rotos de las despedidas,

(tantas veces antes recompuestos

con más voluntad que pegamentos)

y mi mente, se traslada nadando,

en océanos de recuerdos agridulces, dulces,

esperanzados, resignados, expectantes,

anhelantes, amargos, adorados,

tristes, exultantes, imborrables,

y se debate ...

aferrarse al salvavidas del adiós

o seguir nadando hasta extenuarse.









viernes, 27 de mayo de 2016

Una muy breve historia de amor

Era normal que se hubiesen enamorado, ellos aún no lo habían descubierto y no se dieron cuenta cuando sus miradas se cruzaron, bajo la luz de ese atardecer de medio ensueño.
Fue cuando se acostaron que lo descubrieron.
Cada uno en su casa, cada uno en su cama, cada uno en su mundo...
Una especie de angustia les invadió, una suerte de falta, una especie de ahogo mezclado con una sensación de relámpago que atravesaba su cuerpo de extremo a extremo al evocar el instante en que sus ojos se encontraron.







lunes, 9 de mayo de 2016

Fragmentos

Mirando al frente

y sin rencor, con cuidado...

recogí  los fragmentos de mi corazón

y con ellos fabriqué nuevas tristezas.

Y me andaré con ojo si le veo,

desnudo,

en los abismos de mi mente,

que solo tienen sitio en mi cabeza.

Tantas ganas de llorar

y de darme por vencida,

prisionera de un  mundo

que a veces me aprisiona

con sus garras,

como redes sin salida.




martes, 3 de mayo de 2016

Siempre

Ella siempre fue,
magia y ternura
y paciencia y cariño
y amor y trabajo
y ejemplo y dulzura...
Ella siempre fue,
tal vez por encima de todo,
madre.
Madre con todas las letras.
Lo fue y lo sigue siendo,
siempre en mi corazón.



viernes, 8 de abril de 2016

despedida

Y se despidieron un atardecer con colores de cuento

y su amor lineal,

se marchó

y escapó,

disfrazado de algodones de azúcar,

perdiéndose en amaneceres furtivos.






jueves, 7 de abril de 2016

Una noche más



Una noche más miraré adelante,

buscando tus huellas
para alcanzarte,

una noche más

te alcanzaré lejos,

allá donde nacen los sueños,

entonces,

me fundiré contigo.

Una noche más.







martes, 14 de enero de 2014

Atardecer

En el atardecer
vente conmigo,
olvidaremos el olvido,
crearemos anhelos
adosados a destinos,
reuniremos risas
al abrigo de un camino,
tejeremos redes
invisibles, 
pero fuertes como puentes...
(puro acero)
y cuando llegue el tiempo de alejarnos,
treparemos cada noche
hasta el umbral
donde moldean los sueños,
subiremos cada día 
hasta el punto intangible
en que surgen los deseos,
volaremos cada tarde
hacia el momento preciso
en que el sol cae del cielo
y se lleva el brillo rojo
hacia el lugar del ensueño,
donde nos reuniremos...





lunes, 9 de diciembre de 2013

Pura luz ...

Sentir que el tiempo es oro
entre tus brazos
y que la vida es, siempre, 
más amable en tu presencia,
sentir, 
que de repente todo encaja
y que de nuevo,
despertar tiene un sentido.
Sentir que mi universo se ilumina
por esa luz que irradias en mi alma,
que da fuerza y vida a este ser
que me habita y que te extraña...
y me pregunto 
porqué la vida me dio un receso,
un refuerzo para el alma,
un despertar para un cuerpo adormecido,
que te aguarda...
puro desafío a la razón,
pura luz que no buscaba,
puro destino,
sin duda...
un regalo en mi camino








domingo, 25 de agosto de 2013

lunas encubiertas

Será ese viento inusitado el que nos una,
arrebatandonos los miedos y las redes
y las lunas encubiertas de mil nubes, 
que amenazan con lanzar sus desafíos...
y voy urdiendo planes imposibles
para escapar de esa brisa que me engaña
con su dulzura suave y anhelante
con su nostálgico sonido de placeres
ya ocurridos...
y sueño en escapar entre los sueños,
hasta encontrar el camino a tu vigilia
y enroscarme en tus brazos y en tus labios
y demorar el tiempo con lascivia.



martes, 18 de junio de 2013

descubrimiento


Entre los dos descubrimos que el amor no era un infierno,
que los corazones, aman, a menudo a la deriva...
y yo aprendí a esperar,
a que las nubes de tormenta se esfumaran,
y tu a leer silencios,
grabados a destiempo
en un corazón alegre pero triste,
y ambos ensamblamos montañas de puzzles sin destino
que sin saber el motivo de pronto encajaban
y la rutina se tornó en aliada,
y el tiempo adoptó caprichosos matices...
y ¿qué era sino amor, 
lo que portaban mis alas?
y ¡cúanta paz transmitía 
la calma de tu mirada!